urgenciaslogo-animalscare

Obesidad en perros y gatos

¿ Qué es la obesidad en perros y gatos ?

La obesidad es el desorden nutricional número uno entre los perros y gatos. Los estudios sugieren que aproximadamente el 25 por ciento de los perros y gatos presentados en clínicas veterinarias tienen exceso de peso.

Este peso extra pone a las mascotas en riesgo de ciertos problemas de salud que comprometen los sistemas cardiovascular, respiratorio y esquelético.

Es importante saber reconocer los signos de obesidad y tomar acciones correctivas.

 Pero más importante es conocer cómo mantener a las mascotas en buena condición física para comenzar así a evitar el desarrollo de obesidad en primer lugar

Se considera que un animal es obeso cuando su peso excede entre un 10% y un 20% su peso ideal. 

Se cree que algunas razas están más predispuestas genéticamente a sufrir la obesidad: 
Cocker Spaniels, Labrador Retrievers, Beagles, Collies, Basset Hounds y Terriers. 
En gatos, los mestizos suelen afectarse más que las razas puras.

¿Qué riesgos conlleva?

Los animales obesos están más predispuestos a sufrir enfermedades como: 

- Artritis: el exceso de peso daña las articulaciones destruyendo el cartílago articular. 

- Transtornos circulatorios: la obesidad favorece la aparición de insuficiencia cardiaca congestiva. 

- Problemas respiratorios crónicos: la obesidad disminuye la capacidad pulmonar por depósitos de grasa y además el tejido graso necesita un aporte extra de oxígeno. 

- Diabetes Mellitus: el exceso de grasa puede desencadenar un mal funcionamiento de la insulina. 

- Hipertensión

 ¿Cómo diagnosticar la obesidad?

Tras una exploración veterinaria completa que recoja datos sobre el estado de salud, peso e información sobre la cantidad y tipo de comida diaria ingerida y cantidad de ejercicio realizado. 

Es importante descartar enfermedades de tipo endocrino que pueden ser las causantes de la obesidad

 

Pautas para el control de peso

La prevención del aumento excesivo de peso es el mejor enfoque para el control del peso en las mascotas.

Es mucho más difícil lograr la pérdida de peso una vez que el animal tiene kilos de mas.

Las siguientes pautas se aplican a aquellos animales que corren riesgo de tener exceso de peso o para los que ya tienen kilos de mas:

1. Reducir o eliminar las sobras de comida y golosinas.

Estas son con frecuencia altas en contenido de grasa y calorías que contribuyen a una ingesta excesiva.

2. Reducir la cantidad del alimento para mascotas completo y balanceado que se administra actualmente.

Es mejor medir la cantidad de alimento que recibe el animal. Esto ayuda a mantener uniforme el tamaño de la porción y evita la tendencia natural a poner un poco más en el recipiente

3. Aumentar la cantidad de ejercicio que recibe la mascota.

Esto puede significar simplemente pasear al perro o jugar a atrapar pelotas en el patio con mayor frecuencia.

Para los gatos, el dueño puede tener que tentar a la mascota para que juegue como una forma de aumentar la actividad.

4. Considerar cambiar a un alimento para mascotas bajas calorías. Estos productos tienen menor contenido de grasa y mayor contenido de fibra.

Esto le permite al dueño continuar sirviendo una porción de buen tamaño reduciendo al mismo tiempo el número de calorías que la mascota recibe realmente.

5. Consultar al veterinario antes de comenzar cualquier programa de reducción de peso.

El veterinario puede diseñar un programa de pérdida de peso exclusivo para la mascota y ayudar a identificar los problemas específicos y sugerir alternativas.

También es útil pesar a la mascota periódicamente para registrar el progreso.